Implantes dentales Tudela

Implantes dentales

Podemos definirlas como raíces artificiales que sustituyen la raíz natural de uno o más dientes perdidos con la finalidad de restaurarlos y ayudando a prevenir la perdida del hueso maxilar. Se trata de tornillos de titanio que quedan anclados al hueso maxilar y una corona imitando al diente natural. Muchas personas recurren a ellos como primera opción para reemplazar los dientes perdidos o dañados. La odontología de implantes requiere experiencia en la planificación, la cirugía y la restauración del diente.

¿De qué están hechos?

Existen diversos tipos de implantes en función del material de fabricación. En la mayoría de los casos están hechos de titanio. Debe tener unas características específicas: Ser ligero, fuerte y compatible con el organismo, es decir, que no sea rechazado por el cuerpo. Una de sus particularidades es su integración ósea, resultando ser la base del éxito de esta cirugía. Su proceso de integración puede durar de tres a seis meses. Pero es importante destacar que resulta ser un procedimiento con una gran tasa de éxito.

Colocación

Se realiza en el hueso maxilar, evitando así su pérdida, ayudando a mantener su forma y su densidad, apoyando además el esqueleto facial y las estructuras de los tejidos blandos. Se pueden implantar tanto en la parte inferior como la parte superior.

Integración

Los implantes dentales se integran con el hueso mediante un proceso conocido como osteointegración, que se da lugar cuando las células óseas se adhieren a la superficie de titanio, fusionándose el implante en el hueso de la mandíbula. La sotointegración permite reemplazar las prótesis dentales convencionales, desde la falta de un solo diente hasta la falta de un arco de dientes. Las piezas dentales reemplazadas suelen coincidir con el color del esmalte natural de cada paciente, ofreciendo un aspecto natural.

Proceso

El procedimiento de cirugía se realiza en la consulta del dentista implantólogo, requiriendo anestesia local. Cada procedimiento quirúrgico es diferente dependiendo de la situación clínica del paciente, así como sus preferencias y  las del implantólogo. Generalmente se realiza en dos etapas: La primera en la que se coloca el implante de titanio y la segunda en la que tras la espera de la integración del implante se coloca la corona.

¿Qué importancia tienen?

La pérdida de dientes puede tener un efecto negativo en los hábitos alimenticios, pudiendo  darse casos de malnutrición. Mediante los implantes se proporciona fuerza y estabilidad a la dentadura y contribuye a mantener un aspecto sano, aumentando el autoestima y bienestar físico.

Principales ventajas

  • Sensación natural de la dentadura
  • Son estructuras fijas a diferencia de otro tipo de prótesis.
  • Solución estética.
  •  Evitan la pérdida de tejido óseo en la mandíbula.
  • Resultan cómodos, al contrario de lo que pasa con las prótesis convencionales.
  • No necesitan adhesivos.
  • Permiten mejorar la capacidad de masticación del paciente.